Monday, January 14, 2008

Problema…Bis

En este post hago mención a otro problema que ya es recurrente todos los años y es el problema de la venta de ropa usada o de los denominados Ropavejeros. Al igual que el tema del SOAT es otro tema que otra vez aparece y es porque simplemente no se le da una solución inteligente y de largo plazo, sino simplemente se buscan “parches” coyunturales que lo único que hacen es “patear” el problema.

Y es que en realidad, la idea del gobierno de reconvertir a los Ropavejeros no es una solución creíble. Para que sea creíble o factible se tiene que demostrar que con la reconversión, los Ropavejeros van a ganar igual o más de lo que ganan vendiendo ropa usada. Me da la impresión que eso difícilmente va a suceder. Si uno se dio una vuelta por San Francisco en estas Navidades se da cuenta que el negocio de la ropa usada cuenta con una demanda que cubre a todos los estratos de la sociedad. De hecho pareciera que quienes más compran ropa usada es gente pudiente.

Como creyente que soy del libre mercado en temas comerciales (porque obviamente para temas sociales, el mercado tiene sus deficiencias) creo que la mejor solución y además verdadera sería dejar que los Ropavejeros hagan su negocio libremente y si realmente hay un perjuicio a la industria nacional, ahí pensar en algún mecanismo impositivo talvez que grave a la ropa usada. Pero, tratarlos de reconvertir a la fuerza no va a funcionar nunca. Por otro lado, aunque no tengo certeza de esto, me han dicho que Bolivia y en particular El Alto, exporta grandes cantidades de ropa al Brasil. Todas, esas bermudas que los turistas compran en las playas de Rio de Janeiro que dicen “Praia de Copacabana” son todas hechas en Bolivia. Si es así, de que nos preocupamos de la ropa usada?

3 comments:

I. Alexis Argüello Sandoval (¤_ Alessi _¤) said...

Absolutamente nadie a mi parecer se libra de la tentación de la ropa usada. Hubo un momento en el cual mi persona adquirio prendas de este tipo y no tnego vergüenza de decirlo, aunque como indicas hay qe buscar otro tipo de soluciones a la disminución en la demanda de ropa nacional. En mi caso a veces también en las ferias que es dónde yo acostumbro a adquirir bienes e insumos, ya que si la adquiero de Punto Blanco, Batt o Gav Sport, quienes exportan ropa de calidad pero no se enfocan realmente en el mercado interno; como decía en las ferias encuentro ropa nacional (aunque supuestamnente es chilena), hecho con tela y otros insumos chiileonos, el problema es que me duran una nada y obviamente en su momento preferí mil veces adquirir ripa de segunda y hasta de tercera mano, a ropa que no me duró más de un mes.

Actulamente, es hace mucho que no me compro ropa habiendo cambiando mis necesidades básicas a la alimentación, los libros, películas, noches bohemias e internet.

Algo diferente hay que hacer pues, me recordaste la realidad, no hay resultados.

Un placer conocerte Carlos en la claususra de VOCES BOLIVIANAS.

Abrazos fraternos.

Sakura said...

Dándome una pasada por los posts de Voces Bolivianas encontré tu blog, un gusto haberte conocido en la Clausura!!!

Sobre la ropa usada, es un tema complicado pero es muy cierto lo que dices, es muy cierto que se exportan prendas de vestir a Brasil, sin embargo el volumen no es lo que se podría decir considerable aunque va en crecimiento.

En definitiva una política dirigida al apoyo para la producción de prendas de vestir para el mercado interno es necesaria desde hace mucho tiempo atrás.

Saludos!!!

Guccio said...

Igualmente un gusto conocerlos.