Monday, January 18, 2010

Piñera y Bolivia

Comienzo el año hablando del gran triunfo de Sebastián Piñera en las elecciones presidenciales de Chile y digo gran triunfo porque fue el resultado de varios años de trabajo en construir una alternativa a lo que fue la Concertación que gobernó ese país durante muchos años y que indudablemente lo hicieron muy bien, sobretodo en el último gobierno, de la presidenta Bachellet.

Y cuando hablo de construir una alternativa, me refiero a que Piñera emerge hace unos años atrás como una figura que entiende que en el mundo se acabo la vieja discusión de derecha e izquierda al momento de tomar decisiones económicas. El gran problema que tenían los candidatos de derecha de Chile era que seguían atacando a la izquierda con discursos pasados de moda, cuando la izquierda ya había entendido que la economía funciona de una manera y solo hay que adecuarla a la realidad de una sociedad que quiere avanzar al desarrollo. Todo esto quedo reflejado en la conversación telefónica que tuvieron ayer Bachellet y Piñera donde este último le pidió consejos a Bachellet y ayuda para seguir en la senda de crecimiento en que esta Chile.

Cuan distinto es en Bolivia, donde la izquierda no reconoce absolutamente nada de lo que se hizo anteriormente, pero silenciosamente aplica medidas económicas inspiradas en las reformas mal llamadas neoliberales, manejando adecuadamente el gasto fiscal, acumulando reservas para enfrentar cualquier shock adverso y aplicando programas de transferencias condicionadas para ayudar a los más necesitados.

Por que si hay algo que reconocer también al gobierno del Sr. Morales es que se tomaron decisiones económicas importantes y buenas que siguen el lineamiento económico único y universal y que no tienen nada que ver con la discusión de derecha o izquierda. No solamente fue suerte, como mucha gente sostiene.

Pero bueno, hay que entender que la democracia en Chile, al igual que todo nos lleva 20 años de ventaja. Finalmente, que se espera de nuestra relación con Chile? Yo creo que nada nuevo, Chile seguirá con su misma línea en todos los temas. Mar, solamente a cambio de un enclave en la Amazonia, pagar lo mínimo por las Aguas del Silala (al final a Bolivia de que le sirven estas aguas?), no comprarle gas a Bolivia porque cualquier otro vendedor es más seguro y barato, y aumentar el control en las fronteras porque el narcotráfico que Bolivia exporta a Chile es enorme y creciente.

De Bolivia, solo espero que no pase como con Perú donde por tener un Presidente de derecha se comience a fregar con que Chile no debería inaugurar el festival de Viña del Mar mostrando la diablada como una danza originaria.

2 comments:

pablo r. barriga dávalos said...

En verdad me alegra mucho que le reconozca m[eritos al gobierno, se[nor Guccio.

Un saludo muy cordial,

P.

Guccio said...

A cual gobierno,al Chileno? Si Michelle Bachellet fue realmente de lujo.